¿Quiénes somos?

Somos un grupo de escritores, redactores, abogados, oficinistas y empresarios que ha decidido facilitar la tarea de escribir cartas a personas que no tengan la necesidad de hacerlo a diario, por lo tanto, no están familiarizados con el estilo.

Así que decidimos plasmar nuestra experiencia en esta web trayéndoles los diversos formatos de carta y la manera más idónea de redactar una carta sin errores. 

¿Por qué decidimos abrir este sitio web?

Como profesionales que somos nos unen muchos intereses, pero uno en particular es la ortografía, la gramática y la preocupación por expresarnos de la forma correcta cuando es por escrito. Por eso consideramos que este tema tenía que trascender en un proyecto que aprendiéramos en común.

De allí nace nuestra principal motivación. Es importante agilizar la redacción de los diferentes tipos de cartas, tomando en cuenta que en algunos organismos, por cualquier error, rechazan o encajonan las mismas sin tomar en cuenta la mayor parte del contenido.

Es así que usando todo el contenido de nuestra web y nuestra sapiencia en materia de redacción, pusimos en marcha este proyecto que alegrará la vida de los menos expertos en la escritura y redacción de documentos.

En qué nos basamos para crear nuestro contenido 

En nuestra página puedes encontrar muchos modelos de cartas para todo tipo de ocasión  y circunstancias de la vida y te serán muy útiles para tu vida profesional. Y te las presentamos porque sabemos que no todo el mundo tiene la capacidad de redactar una carta en un momento determinado.

Investigamos todos los ámbitos posibles para presentarte nuestros modelos de carta, porque una misiva bien o mal escrita puede ser el factor decisivo para obtener un empleo, una beca, una solicitud ante algún organismo importante o quedar bien en una situación comprometedora.

Existen básicamente dos motivos por los cuales es fundamental escribir bien una carta, sea cual sea el contexto. En primer lugar, la carta habla por nosotros. Si escribimos de forma confusa, sin prestar atención a la coherencia del texto (aunque se trate de un simple correo electrónico de tres líneas) y sin molestarnos en corregir los errores, es casi seguro que no transmitiremos con claridad el mensaje que deseamos.

Además, daremos la impresión de ser una persona con ideas poco claras y poco atento con su trabajo. Aunque las normas establecidas parezcan a veces difíciles, arbitrarias o superfluas, existen para ayudarnos a comunicarnos.

En esta web tendrás todas las cartas que necesitas en la vida cotidiana para hacr frente a cualquier situación.